NOTICIAS

NOTICIAS ANTIGUAS

FantasyTurtle de Ruth

La FantasyTurtle está hecha de esta manera: la receta del bizcocho (de chocolate) es de Internet y los decorativos los he añadido para darle un toque único. El decorado trata de una tortuga en una “isla” rodeada de yogur con ositos de gominola para dar un toque goloso y las patas de la tortuga son de manzana para que esté más rico aún. La receta la pensé para que se comiera en el desayuno y merienda.

¡¡¡La receta está riquíííísima!!! Con un sabor FANTÁSTICO

Ruth López-Dóriga Hernández, 1ºESO


FantasyTurtle

Ingredientes

Para el bizcocho

  • 1 yogur natural (de 125 gr).
  • 3 huevos.
  • harina (2 medidas de yogur).
  • cacao en polvo (1 medida de yogur).
  • azúcar (2 medidas de yogur).
  • aceite de semillas y de oliva (1 medida de yogur entre los dos). Si te gusta que en el sabor final se aprecie el aceite, añade más aceite de oliva que de semillas, pero si prefieres que sea más discreto, hazlo a la inversa.
  • 1 sobre de levadura en polvo (16 gr).
  • mantequilla para untar el molde.

Para decorar

  • yogur
  • gominolas de ositos (la cantidad que quieras, pero si es poco mejor)
  • 1 manzana
  • chocolate (opcional)

Modo de Elaboración (leer todo antes)

Tiempo: 40 minutos/ Dificultad: fácil

  1. Vacía el yogur en un pequeño bol para poder utilizar su recipiente desde el primer momento.
  2. Precalienta el horno a 180º durante estos 1o minutos que vas a dedicar aproximadamente a elaborar la masa.
  3. En un bol grande, añade las dos medidas de azúcar y los huevos, y bátelos enérgicamente, mejor con unas varillas o una cuchara.
  4. Añade el aceite y el yogur, y sigue batiendo para que la mezcla quede homogénea, sin grumos.
  5. Ahora, sitúa un colador justo encima del bol y ve añadiendo las medidas de levadura y harina, de forma que pasen por el colador. A este proceso se le llama tamizado, y permite que estos ingredientes secos se añadan a la mezcla sin grumos ni apelmazamientos, viene genial para que todo se mezcle bien. Termina de mezclarlo todo, que queden perfectamente integrados todos los ingredientes.
  6. Añade la cantidad elegida de cacao, y mezcla bien con el resto de ingredientes. Verás que tu bizcocho tomará automáticamente un color muy oscuro, y si pruebas la mezcla un poco con el dedo (qué gustazo poder probar las mezclas antes de hornear!) verás qué rico está. Puedes ayudarte de esta pequeña prueba para saber si has acertado con la cantidad de cacao.
  7. Unta el molde con mantequilla. Puedes hacerlo con tu propio dedo, y es recomendable que la mantequilla haya estado unos minutos fuera de la nevera, o si está demasiado dura, introduce una pequeña cantidad de ella en un vaso en el microondas durante apenas 5 segundos, y ya la tendrás lista para impregnar las paredes del molde con facilidad.
  8. Vierte la masa en el molde y colócalo en el horno, a una altura media, y mantén esa temperatura de 180º durante unos 30 minutos.
  9. Haz la prueba del palillo: pincha con un palillo el bizcocho, y si sale sin restos pegados, es que está listo. Apaga el horno, saca el bizcocho y déjalo reposar.

(Si quieres hacer la mitad de cantidad de bizcocho, divide entre dos la cantidad de ingredientes.)

  1. Después de preparar el bizcocho de chocolate, pasamos a la siguiente fase. Para ello, yo he cortado un círculo en el centro del bizcocho y le he puesto dentro del hueco chocolate, que si quieres puedes derretir, (luego explico cómo) y le he vuelto a poner el trozo quitado, aunque esto es opcional. Antes de calentar la masa del bizcocho separé un poco de la masa en un recipiente pequeño, y calenté las dos. Usé ese segundo mini bizcocho (que calenté menos que el otro) para hacer el caparazón de la tortuga y su cabeza. Las patas las hice cortando en tiras trozos de manzana. Le puse yogur natural por encima y alrededor para simular que es una isla  y por último le puse ositos de gominola. Según mi gusto, al bizcocho de chocolate no le pondría tanto chocolate porque si no sabe mal, así que le puse poco chocolate. Cuantas menos gominolas mejor, para saborear mejor el bizcocho, mmm…

Cómo derretir el chocolate del interior:

  1. Metes las onzas de chocolate en un vaso y lo metes al microondas) y luego lo dejas en intervalos de 15 segundos aproximadamente y vas viendo cada ese tiempo que tal se va derritiendo el chocolate hasta que veas que esté ya derretido. Cuando esté derretido el chocolate, añádelo al hueco del bizcocho, y vuelve a taparlo con el trozo que quitamos.

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>