NOTICIAS

NOTICIAS ANTIGUAS

Salmón Marinado y Descenso de Barrancos

SALMÓN MARINADO  y  DESCENSO DE BARRANCOS
El salmón es uno de los pescados más ricos en omega-3, un ácido graso esencial en nuestro organismo ya que reduce e impide la acumulación del colesterol, reduce el nivel de triglicéridos y la presión arterial, previene del infarto de miocardio y otras enfermedades cardiovasculares y combate la artritis, entre otras muchas virtudes.
Esta receta de Salmón Marinado consiste en preparar una salazón con el pescado fresco, dándole una textura diferente. Incluso el sabor cambia respecto de otras formas de cocinarlo. Así, a los que no les gusta mucho el sabor de este pescado, lo disfrutan en su versión marinada.
SALMÓN MARINADO

Ingredientes:

  • Un par de lomos de salmón fresco, limpios y sin la espina central (la zona del cogote es más jugosa pero la cola está igual de buena),
  • La misma proporción de sal gorda que de azúcar (mejor de caña o panela en vez de refinada), por ejemplo medio kilo generoso de cada,
  • Eneldo si se desea que tome un poco de este aroma.

Elaboración:

  1. Aunque en la pescadería nos hayan preparado el salmón en dos filetes será recomendable limpiarlo de las partes más grasas y retirar todas las espinas. Para ello las buscaremos presionando con el dedo y las extraeremos con ayuda de unas pinzas. Es importante este paso, ya que posteriormente serán un obstáculo para cortar lonchas al bies con el cuchillo. No se le debe quitar la piel.
  2. A uno de los trozos de pescado le espolvoreamos eneldo o le colocamos una ramita -si decidimos utilizar este ingrediente-, para darle aroma a bosque y tener un sabor diferente.
  3. Una vez los lomos estén bien limpios, prepararemos la marinada con la sal y el azúcar, mezclándola bien y añadiendo también, si se desea, especias como pimienta, curry o pimentón ahumado. Se puede añadir sal ahumada o unas gotas de humo líquido al final y conseguiremos una buena reproducción del salmón ahumado. (Puede hacerse, insistimos, sólo con la sal y el azúcar).
  4. Ponemos parte de la mezcla de sal y azúcar en una fuente grande, haciendo una cama en la que descansará el salmón. Sobre ella colocamos los lomos de salmón acostados sobre su piel. Tapamos con el resto de la marinada, hasta que quede completamente cubierto. Con papel film cubrimos la fuente y colocamos peso encima. Unos briks de zumo o leche, o unas latas de conserva, por ejemplo. Guardamos en la nevera durante ocho o diez horas y ya queda menos para tener nuestro salmón marinado. El tiempo dependerá de lo grueso que sea el salmón y del punto de “crudo” que nos guste, pero cuidado: si nos pasamos de tiempo se nos secará demasiado.
  5. La sal hace que el salmón vaya expulsando agua que, al mezclarse con el azúcar, hará que se cree un almíbar que retiraremos al final. En mitad del proceso es bueno echar un vistazo y, si está poco hecho, se le da la vuelta.
  6. Como decimos, y esto es clave, según como le guste a cada uno de curado se puede dejar más o menos tiempo y/u omitir el paso de voltear el salmón.
  7. Una vez pasado el tiempo oportuno se saca el pescado y se retira toda la marinada con ayuda de agua fría. Se seca bien con papel de cocina y se guarda en un envase que evite cualquier tipo de humedad o, mejor todavía, podemos conservarlo en la nevera en un recipiente con aceite que le cubra por completo, con lo que aguanta perfectamente una o dos semanas.

Hay miles de formas de degustar esta receta de salmón marinado, cortado en láminas con una emulsión de aceite de oliva con limón sobre una tosta acompañado de hojas de rúcula, cortado en pequeños dados y preparado como un tartar, loncheado con unas gotas de humo líquido, en tacos para ensalada…
Ummmmm ¿Os animáis a preparar el salmón marinado en casa? Ya habéis visto lo fácil que es y da muchísimo juego. Haced cuentas de lo que vale un sobrecito de salmón ahumado en la tienda…
La presente receta está tomada de varias páginas web de cocina y viene acompañada de un video explicativo…, pero que muy explicativo. Podéis verlo pinchando aquí (pica ya) o aquí
Disponible en HD si lo seleccionáis y ¡altavoces a tope!