NOTICIAS

NOTICIAS ANTIGUAS

Gofres de chocolate blanco y negro, una receta muy movida

Ummm ¡qué bien hueleee!

Lo admito! todavía no sé jugar al ajedrez, pero me estoy esforzando un montón! Y cada vez que entro en una clase, da igual el curso que sea, me dan una clave para seguir entendiéndolo y aprendiéndolo, y me he dado cuenta que las piezas bailan, son coreografías hechas con los movimientos de cada figura ¿Cómo se mueve el caballo? ¿Y el alfil?….

Todo esto me ha hecho pensar en un riquísimo dulce, los GOFRES… GOFRES DE CHOCOLATE BLANCO Y NEGRO…!! La forma del tablero, los cuadros, los colores, el movimiento, la danza….y es que a la vez que os digo cómo se hace este delicioso dulce lo voy a acompañar con un movimiento.
Jugamos???
Primero necesito….

  • 375 gr. de harina
  • 130 ml de leche
  • 35 gr. de levadura de pastelero
  • 2 huevos pequeños
  • 1 yema
  • Una pizca de sal
  • 200 gr. De mantequilla
  • 225 gr. de azúcar
  • Esencia de vainilla (al gusto)
  • Tableta chocolate negro de hacer
  • Tableta chocolate blanco de hacer

Empieza la partida….

  1. Calentamos la leche, pie derecho al frente, brazo izquierdo arriba. Cuando esté tibia echamos en ella la levadura y removemos hasta que se disuelva, aprovechamos ese movimiento circular para que le acompañe todo el cuerpo, vamos ahí!!!! moviendo bien esa cintura!.
  2. Hacemos un volcán con la harina, dando pequeños saltos para ayudar a hacer el agujero bien hondo, echamos en su interior los huevos, giro a la derecha, la sal, giro a la izquierda, la vainilla giro de nuevo a la derecha y la leche, giro de nuevo a la izquierda… Buf! Que mareo!!.
  3. Trabajamos la mezcla hasta que quede una masa sin grumos, inclinando el cuerpo a un lado y a otro, con ritmo!! y dejamos reposar unos 30 minutos; para hacer tiempo repetir todos los pasos seguidos acompañando con una buena música.
  4. Volvemos a amasar y añadimos la mantequilla a punto pomada, brazo derecho arriba dibujando un circulo y el azúcar, pequeño giro con el pie.
  5. Hacemos bolas pequeñas con la masa, acompañar con movimiento de brazos hacia arriba, hacia abajo, arriba, abajo… calentar la gofrera y colocar la bolita, cerrarla y esperar a que coja el dorado deseado. Un gran salto para terminar, con dos opciones; acabar  tumbado en el suelo para poder respirar o con energía para hacer unos cuantos más.

Moni, profe