NOTICIAS

NOTICIAS ANTIGUAS

Más unicornios en formato Magdalena

Hemos  elegido esta receta ya que las magdalenas  son algo fácil de preparar  y los unicornios siempre se nos vienen a la cabeza al pensar en fantasía  entonces se nos ocurrió mezclar  estos dos elementos y así se nos ocurrió, ya que aparte de fácil era delicioso y, por eso decidimos hacer nuestras magdalenas de unicornios.

Martina Raba, Marta Ruiz y Clara García, 2º ESO


Magdalenas de unicornio

Ingredientes

•200 gr. de harina floja de repostería

•70 gr. de cacao puro en polvo

•10 gr. de levadura en polvo

•125 gr. de azúcar blanco

•3 huevos

•50 ml. de leche entera

•100 ml. de aceite de oliva virgen extra suave

•50 gr. de pepitas de chocolate negro

Para la decoración

•Una tableta de chocolate blanco para fundir

•barquillos de helado

•virutas de colores

Modo de Elaboración

  1. Casca los huevos y ponlos en un bol grande, añade el azúcar y bátelo todo junto enérgicamente con unas varillas manuales o eléctricas hasta que la mezcla se blanquee y el azúcar se disuelva por completo.
  2. Incorpora poco a poco el aceite, tanto el de oliva como el de semillas, y ve mezclándolo para que se integre bien. Añade también la sal.
  3. A continuación vierte la leche, también poco a poco, y mezcla.
  4. Añade la harina y la levadura tamizadas, es decir, haciéndolas pasar por un colador para que no caigan con grumos ni apelmazamientos
  5. Por último, incorpora el cacao en polvo haciéndolo pasar también por el colador, y vuelve a mezclarlo todo hasta que no haya ningún grumo. Si quieres añadirle nueces, pícalas y ponlas en el bol
  6. El siguiente paso consiste en dejar reposar la masa, y sin duda es el verdadero truco para que queden perfectas y esponjosas. Deja reposar la masa tapada con papel film en la nevera al menos 30 minutos como nosotros, e incluso si dejas la masa la noche anterior, mejor que mejor. Si no tienes tiempo, puedes olvidar este paso, pero así te quedarán mucho mejor.
  7. Precalienta el horno a 200 ºC.
  8. Mientras, pon en el molde las cápsulas de papel, o bien utiliza directamente cápsulas de silicona sobre una bandeja de horno, y vierte en ellos la masa, de forma que solo ocupen las 3/4 partes del mismo para que la masa no se derrame y tienda a ese copete superior que buscamos.
  9. Cuando el horno esté a 200ºC, introduce el molde o la bandeja de horno con la masa en él, a media altura, y hornea entre 15 y 20 minutos, solamente con la resistencia de arriba y la de abajo, nada de ventilador central, porque si tu horno no reparte bien el calor, cada magdalena quedará más subida de un lado que de otro. Y por supuesto, ni se te ocurra abrir la puerta del horno a media cocción porque dejarían de subir.
  10. Estarán listas cuando se empiecen a dorar ligeramente, y estate pendiente porque puede ser cuestión de un minuto más que empiecen a tomar un tono demasiado oscuro. Si tienes dudas, haz la prueba del palillo: pincha con un palillo una magdalena, y si sale sin restos pegados, están listo. Si no es así, déjalas algún minutillo más.
  11. Saca el molde del horno y déjalo reposar 5 minutos.

Para la decoración

  1. Fundimos el chocolate blanco en el microondas en intervalos de 30 en 30 segundos,  revolviendo en cada intervalo.
  2. una vez el chocolate  ya se ha fundido del todo, hay que esparcirlo sobre la magdalena con una cuchara.
  3. cuando el chocolate no se ha solidificado cado del todo echamos las virutas  de colores .
  4. también, mojamos la parte inferior  del barquillo en chocolate blanco  antes de que se endurezca, y le ponemos un palillo por dentro para asegurarnos de que se va mantener.
  5. una vez ya seco retiramos el palillo con mucho cuidado de que no se estrope la decoración.