NOTICIAS

NOTICIAS ANTIGUAS

Los buñuelos de Tiana

Los buñuelos son conocidos en el mundo entero. En la película de Disney ”Tiana y el Sapo” La protagonista es toda una especialista en este postre tan popularizado en la ciudad sureña de New Orleans. Allí los toman tanto como desayuno, almuerzo, merienda, o cena.

Ariadna Lanza Gómez, 3º de Infantil

Beignests- Buñuelos de Nueva Orleans


Ingredientes

⦁    500 gramos de harina tamizada
⦁    200 ml de leche caliente
⦁    2 huevos
⦁    25 gramos de levadura fresca
⦁    100 ml de agua caliente
⦁    1/2 cuharadita de sal
⦁    70 gramos de azúcar
⦁    Esencia de vainilla
⦁    60 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

Modo de Elaboración

1. En un bol grande ponemos el agua templada y disolvemos la levadura fresca y el azúcar removiendo bien. Dejamos reposando unos 15 -20 minutos.

2. En otro recipiente mezclamos la leche templada, la sal y los huevos. Batimos suavemente hasta que queden uniformes y añadimos un par de cucharaditas de esencia de vainilla. Depende de la intensidad que quieras y de lo que te guste ese sabor en particular claro.

3. Añadimos la mezcla de huevo y leche al bol de agua y levadura, removemos bien hasta que todo quede integrado. Después cucharada a cucharada vamos añadiendo la harina. Tenemos que asegurarnos que no queden grumos, así que mejor tamizarla antes. Al mismo tiempo vamos incorporando la mantequilla poco a poco. Al final tenemos que tener una masa uniforme y sin grumos parecida a la del pan. La dejamos reposar durante unos 15 minutos.

4. Sobre una superficie plana y limpia apta para amasar espolvorea harina. Amasa durante unos minutos hasta que no se pegue a los dedos ni a la mesa. Entonces la hacemos una bola, la ponemos en un bol grande y lo tapamos con papel transparente. Hay que dejarla reposar durante dos horas para que la masa suba. Ten en cuenta que va a crecer más de el triple así que usa un recipiente grande.

5. Ahora volvemos a espolvorear harina sobre la mesa sacamos la masa del bol y la amasamos ligeramente para después aplánala con un rodillo suavemente sobre la mesa. Recuerda enharinar el rodillo también. Deja un grosor de un dedo o poco más. Contra más grosor dejes más altos serán los buñuelos. Ahora solo queda cortarlos en porciones iguales, puedes usar un molde o un cuchillo. La forma tradicional es rectangular.

6. Ahora solo nos falta freírlos en abundante aceite de girasol. Yo te recomiendo hacerlo máximo de dos en dos. Tienen que quedar dorados pero dejando una línea central más blanquita. Hay que estar muy atentos al aceite. Unos segundos de descuido puede significar buñuelos quemados y aceite estropeado.

7. Según salen del fuego los ponemos sobre papel de secar para que expulsen el exceso de aceite. Una vez fríos tienes la posibilidad de ponerles un poco de miel por encima y espolvorear azúcar glas y si no te gustan con miel poner solo el azúcar en polvo. Y ya están los buñuelos al estilo de New Orleans o Beignets.