NOTICIAS

NOTICIAS ANTIGUAS

La Montaña y el Cocido, por David profe

Las opciones deportivas son varias: senderismo, raquetas de nieve, esquí de travesía, escalada… lo que está claro es la comida que necesitamos para reponer fuerzas después de una jornada de actividad en uno de los parajes excepcionales que tenemos en Cantabria, en este caso nuestro patio de recreo será el Parque Nacional de los Picos de Europa y la reposición de energías correrá a cargo del Cocido lebaniego.
Tras un día de disfrute haciendo uno de nuestros deportes preferidos, ya sea en verano o preferiblemente en invierno, la elección de un buen refrigerio y un plato de Cocido lebaniego nos quitarán todas las penurias y sufrimiento que pudiésemos tener y quedarnos solamente con las imágenes y recuerdos de la ruta realizada.
El lugar elegido será indiferente y cualquier rincón de la comarca será bueno para degustar este suculento y nutritivo manjar. En esta ocasión, las fotos pertenecen a Casa Cayo de Potes y la receta es del Hotel El Oso de Cosgaya.
Deporte y comilona. ¡¡Plan perfecto!!

COCIDO LEBANIEGO

Ingredientes (4 personas):
Para meter en la olla

  • 500 gramos de garbanzos
  • 200 gramos de carne de morcilla de ternera
  • 200 gramos de panceta adobada
  • 5 chorizos (uno para el relleno)
  • 200 gramos de tocino blanco salado
  • 1 hueso de jamón curado
  • 1 trozo de cecina
  • 1 oreja o un trozo de morro de cerdo adobado

Para el relleno

  • 200 gramos de miga de pan tostado
  • perejil picado
  • 5 o 6 huevos
  • un poco de tocino del cocido
  • 1 chorizo
  • aceite de oliva
  • Para la berza
  • Aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo
  • una cucharada de pimentón
  • una berza o, en su defecto, un repollo
  • Para la sopa
  • Fideos y el caldo de la cocción del cocido

Preparación:

*   La noche anterior, se ponen los garbanzos a remojo en agua templada-caliente. El hueso de jamón, la cecina, el morro o la oreja adobada también se ponen a remojo en agua fría.

  1. Por la mañana se escurre, se lava y se vuelven a escurrir los garbanzos.
  2. Los garbanzos se ponen en la olla y, sobre ellos, el resto de los ingredientes en el siguiente orden: cecina, hueso de jamón, panceta, carne de cocido, tocino, chorizos y morro u oreja.
  3. Se cubren los ingredientes de la olla con agua, se añade sal, se cierra la olla y se deja cocer durante 3 horas y media.
  4. Mientras se cuecen los garbanzos, se lava y se pica la berza y se pone a cocer en agua con sal.
  5. Una vez cocida la berza, se escurre y aliña con un refrito de aceite de oliva con 2 dientes de ajo y pimentón.
  6. Se recupera la cecina, hueso de jamón, panceta, carne de cocido, tocino, chorizos y morro u oreja, con cuidado de no romperlos para que queden los garbanzos sin virutillas del compango.
  7. Se filtra el caldo y se reserva para hacer la sopa con los fideos. El caldo obtenido de la cocción es muy sustancioso, con un potente sabor y de color rojizo.
  8. Se prepara el relleno con la miga de pan mezclada con los huevos, el chorizo, el perejil y un trocito del tocino blanco, todo ello picado.
  9. Se fríe esta mezcla en aceite de oliva a fuego lento, haciendo pelotitas ovaladas con ayuda de un cucharón. Es muy importante que frían bien para que resulten esponjosos y absorban bien el caldo, en el que posteriormente se rebozarán.

Servicio y emplatado:

Se dispone la sopa como primer plato o como complemento del cocido lebaniego. El resto se empala en una fuente amplia, de forma que del total de la fuente, un 50% esté cubierta de garbanzos, un 25% de berza y el 25% esté compuesto por un trozo de carne, de panceta, de tocino, de chorizo, cecina y morro u oreja.
¡A DISFRUTAR DEL DÍA!