NOTICIAS

NOTICIAS ANTIGUAS

Por tradición familiar: Pudin de Espárragos

Hola a todoas!!
Asocio música a fiesta, celebración… que rima con tradición.
Mi madre celebraba los festejos familiares con un delicioso puding de espárragos con mayonesa, que ahora hago yo en Nochevieja, así que ahí va mi propuesta:
Puding de Bonito con mayonesa y espárragos, Canción “Un Año Más” de Mecano
¡¡Espero poder hacer hacerle el finde y que llegue la foto a tiempo para la exposicición!!
Besos mil, Paz  (profe de inglés)

Receta: PUDING DE BONITO
Ingredientes para 6 personas

  • 1 lata de atún asalmonado Albo (pequeña)
  • 1 cebolla grande
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 huevos
  • 1 taza de leche

Elaboración

  1. Se dora la cebolla, más bien se cuece con el aceite (fuego muy lento), se agrega el salmón desmenuzado, se mezcla bien con las 2 cucharadas de harina y la leche.
  2. Luego de bien cocido se saca del fuego y se le añaden los huevos enteros.
  3. Se cuece al baño María y horno.
  4. Se sirve con mayonesa y espárragos.
  5. También se puede hacer en la olla, contando 5 minutos desde que empieza a pitar y dejando enfriar en la misma olla.

Autora: Pilar Setién

Canción  “UN AÑO MÁS” de MECANO

En la puerta del sol
como el año que fue
otra vez el champagne y las uvas
y el alquitrán, de alfombra están.
Los petardos que borran sonidos de ayer
y acaloran el ánimo
para aceptar que ya, pasó uno más.
Y en el reloj de antaño
como de año en año
cinco minutos más para la cuenta atrás.
hacemos el balance de lo bueno y malo
cinco minutos antes de la cuenta atrás.
Marineros, soldados, solteros, casados,
amantes, andantes y alguno que otro
cura despistao.
entre gritos y pitos los españolitos
enormes, bajitos hacemos por una vez,
algo a la vez.
Y en el reloj de antaño
como de año en año
cinco minutos más para la cuenta atrás.
hacemos el balance de lo bueno y malo
cinco minutos antes de la cuenta atrás.
Y aunque para las uvas hay algunos nuevos
a los que ya no están le echaremos de menos
y a ver si espabilamos los que estamos vivos
y en el año que viene nos reímos.
1, 2, 3 y 4 y empieza otra vez
que la quinta es la una
y la sexta es la dos y así el siete es tres.
Y decimos adiós y pedimos a dios
que en el año que viene,
a ver si en vez de un millón
pueden ser dos.
En la puerta del sol
como el año que fue
otra vez el champagne y las uvas
y el alquitrán, de alfombra están.