NOTICIAS

NOTICIAS ANTIGUAS

Día de la Paz: recreando la paz a través de los libros

30 DE ENERO . DíA DE LA PAZ









…………………

Este enero para la celebración del Día de la Paz, decidimos  apoyarnos en algunos libros en los que se reflejan claramente valores como el compañerismo, la aceptación de otras culturas, la diferencia, la resolución de conflictos ….

En el ciclo de Infantil, nos decidimos por “Nadarín”, un “clásico” de Leo Lionni, autor con entrañables títulos para tratar estos temas.

Nadarín es un pequeño pez negro, diferente a los demás peces con los que nadaba porque todos eran rojos. Su rapidez y agilidad le  salvó de que el atún, que representa el enemigo, se le comiera. Cuando se encuentra con un banco de peces asustado y paralizado por el miedo a los atunes,  Nadarín tiene una ingeniosa idea: si nadamos todos juntos pareceremos un pez enorme y los atunes huirán asustados. Y así fue.
Con Nadarín conversamos acerca de la colaboración, el trabajo en grupo, cómo afrontar los problemas, las ganas de ayudar…

1º  de Infantil estampó un gran pez rojo y subió a contar el cuento a 2º de Infantil que preparó una gran mural de mar de burbujas y contó el cuento a 3º de Infantil que remataron con sus textos esta “obra maestra” de gran equipo trabajando juntos.

En 1º de Primaria eligieron Carlota Vendetta, maestra por el mundo, a quién lo que más le interesa es encontrar la paz porque para ella es la mejor compañera.

Con hermosas ilustraciones, Carlota explica qué es la paz, por qué es importante, quién se encarga de ella… A los niños y niñas de 1º  les ha gustado Carlota y os invitan a conocerla AQUÍ,  nos vendrá bien a tod@s incorporar un poco de Carlota en nuestra vida.

En 2º de Primaria se contó el libro de “Historia de una bala”, la bala buena que que consigue parar la guerra.
El cuento trata sobre un país que está en guerra con el país vecino y de un viejo y oxidado arado de metal, al que convirtieron en una bala.
Durante la batalla, lanzaron la bala al cielo, pero ésta, al ver que la gente se asustaba al verla y que destruiría pueblos al caer, decide seguir volando por el cielo. La pobre bala flotaba mientras buscaba un lugar donde caer. Finalmente, recordó el campo donde antes fue un arado,
un viejo campo abandonado y decidió volar hacia allí. La gente de los dos países la siguieron, admirando a la bala que no quería caer,olvidándose de hacer la guerra. Al llegar al campo abandonado, la bala se posó en tierra suavemente y la multitud vió como se convertía, de nuevo, en un viejo y oxidado arado. Al ver esto, los habitantes de los dos países en guerra decidieron firmar la paz y no pelearse nunca más.

En 3º  de Primaria llevaban tiempo trabajando el tema de la paz, introduciendo en clase diferentes personajes históricos como Ghandhi, Luther King, Nelson Mandela…

En 4º de Primaria se utilizó el texto “ La conferencia de los animales”: cuando los animales ya no pudieron soportar las guerras y la destrucción que los humanos habían puesto en marcha en el planeta, decidieron organizar una conferencia para tratar de restablecer la paz. Lo hacían sobre todo en nombre de sus propios hijos. A partir de una llamada telefónica realizada por el elefante un enorme grupo de animales se reúnen en un hotel donde tratarán de poner remedio a tanta barbarie. Es un libro repleto de simbolismo y de humor, y presenta la hermosa utopía de la paz y el entendimiento.

En 5º 6º de Primaria, el libro elegido ha sido  “Asmir no quiere pistolas”: trata de una familia musulmana que vive en Sarajevo, capital de la antigua Yugoslava que está en guerra. Asmir , su hermanito Eldar , su madre Mirsada y su abuela , cogen un avión que los lleva hasta Belgrado, pero el padre de Asmir , Muris ,no puede ir con ellos. A partir de esta situación, se desencadenan muchas encuentros y desencuentros, destacando sobre todo cómo podemos encontrarnos con personas maravillosas que se arriesgan y comprometen por ayudar a otros.

Los chicos y chicas de 2º de ESO se unieron para celebrar este día contando esta fabula a sus compañeros de Infantil:

Una noche en la laguna,
un mono, sobre la una,
fue a refrescarse una pata
y encontró un pastel de nata.

“Voy a comérmelo entero,
para eso lo vi el primero”,
dijo el mono en un arbusto,
relamiéndose de gusto.

Y bajo la luna llena,
agitando su melena,
dijo airado el rey León,
enfadándose un montón:

“¡Ay!, de eso nada, monada,.
Esta tarta merengada
es mía según la ley;
¿no ves que yo soy el rey?”

La hipopótama Frasquilla
le gritó desde la orilla:
“Aunque tú seas monarca,
yo soy reina de esta charca

El pastel me pertenece.
Cariño, ¿no te parece?”
Y un hipopótamo enorme
le contestó: “Estoy conforme”.

Llegó en ese mismo instante
Casimiro el elefante.
“¿Tendrá dentro trufa o moca?
Se me hace agua la boca.

Seguro que está de muerte,
y como soy el más fuerte
y todos me tienen miedo,
yo esta tarta me la quedo.”

A rabazos, a zarpazos,
cabezazos y trompazos,
quisieron, con fuerza bruta,
acabar con la disputa.

Facundo el rinoceronte
bajó trotando del monte
a poner fin de una vez
a tamaña insensatez.

“¿Os parece bien, ceporros,
arreglar esto a mamporros?
Ser salvajes y violentos
sólo causa sufrimientos.

¡Vaya cuatro majaderos!
Estáis que da pena veros:
despeinados, magullados
y con los ojos morados.”

Y mientras tanto el pastel
se lo llevó el sol con él:
la luz del amanecer
lo hizo desaparecer.

Y los cuatro, hechos un lío,
vieron el lago vacío:
el pastel tan deseado
no estaba por ningún lado.

“No tengáis pena ninguna
que volverá con la luna.
Poned todos atención,
¡ya tengo la solución!:

Repartid -dijo Facundo-,
que habrá para todo el mundo.
Pues compartiendo, además,
se disfruta mucho más.

Con gran fiesta y alborozo
comen cada noche un trozo.
El pastel tan singular
dura medio mes lunar.

Pero ya no sienten pena,
pues cuando haya luna llena
en la laguna de plata.



En los demás cursos de ESO se prepararon texto sobre Malala, la premio Nobel de la Paz de 2014,  además de personales frases y palabras sobre el tema.

Falló la megafonía pero el espíritu festivalero quedó patente.

Juntos pasamos un rato muy agradable, abrazándonos y como un gran equipo, lo que somos en el Colegio Altamira.