NOTICIAS

NOTICIAS ANTIGUAS

¡Soria, que linda eres! Paciencias y Machado

Al principio no había elegido esta poesía ni tampoco esta receta, pero me he visto en la necesidad de cambiarla. He escogido esta otra por la situación de confinamiento en la que nos encontramos ahora, en este estado de alarma y como hay ciudades que se están viendo más perjudicadas que otras. Soria es una de esas ciudades,  y como de sangre soriana que soy aquí necesito hacer mi homenaje, desde la distancia, desde la tristeza desde la impotencia, porque también está bien decir que sentimos esto!

No veo el momento de volver con mi familia a recorrer sus tierras, a ver a mis hijos corriendo por el collado calle abajo, volviendo a ver a los primos de Garray, pueblo de Numancia, coger unos buenos chorizos en Salduero, bañarnos en el Duero, comprar unos caballitos en la bollera, tomar unos torrenillos en el Soto Playa, pasear a orillas del Duero hasta San Saturio, volver a tomar el vino dulzón de los San Juanes y cantar a gritos sanjuaneras y tantas y tantas cosas….. Y aquí dejo también el primer deseo de Nel nada más se acabe el confinamiento: – ¡Mamá! Lo primero que quiero hacer cuando podamos salir de casa es ir a Soria con los Aelos!.

Y de verdad que muy mal se tienen que poner las cosas para que no lo cumplamos!!!!

Moni, profe

VI

¡Soria fría, Soria pura,
cabeza de Extremadura,
con su castillo guerrero
arruinado, sobre el Duero;
con sus murallas roídas
y sus casas denegridas!

¡Muerta ciudad de señores
soldados o cazadores;
de portales con escudos
de cien linajes hidalgos,
y de famélicos galgos,
de galgos flacos y agudos,
que pululan
por las sórdidas callejas,
y a la medianoche ululan,
cuando graznan las cornejas!

¡Soria fría! La campana
de la Audiencia da la una.
Soria, ciudad castellana
¡tan bella! bajo la luna.

Antonio Machado

Paciencias de Almazán

Ingredientes

  • 4 claras de huevo
  • 150 gr. de azúcar
  • esencia de limón
  • 200 gr. de harina

Modo de Elaboración

  1. En un bol añadimos las claras de huevo junto con el azúcar. Y batimos hasta que se haga una pasta.
  2. Añadimos la esencia de limón.
  3. Vamos añadiendo la harina poco a poco y Precalentamos el horno a 270º.
  4. Volcamos la mezcla a una manga pastelera en la que previamente hemos colocado una boquilla lisa y vamos escudillando sobre las placas de horno previamente engrasadas y espolvoreadas con harina. Las Paciencias se van “tirando” de una en una, haciendo un montoncito pequeño, procurando que en el centro quede un puntito para que después salgan completamente redondas.
  5. Horneamos 5 minutos a 270º. Al sacarlas, las galletas se despegarán perfectamente de la placa del horno y quedarán lisas por la parte de abajo.
  6. Dejamos enfriar y comemos. Se conservan perfectamente por meses guardadas en un bote hermético bien cerrado.

Fuente de la receta: 2mandarinasenmicocina